¡Por tercer año consecutivo vuelve el

Alrededor de 40 organizaciones de la sociedad civil, el Estado, la academia y organismos de cooperación internacional abordarán los avances y desafíos en la implementación de políticas y acciones territoriales con enfoque en acceso a la salud y la calidad de los servicios sociales

Ejes transversales de trabajo

Analizar las capacidades y competencias de los funcionarios públicos que brindan estos servicios a la comunidad

Revisar los mecanismos de seguimiento y monitoreo de las mujeres embarazadas y los niños con relación a sus estados de salud y los servicios sociales prestados

Entender cómo pueden estos servicios ser sostenibles financieramente

Hallazgos valiosos de los Foros de los Primeros 1000 días

Se hizo un llamado a un gran acuerdo nacional para priorizar el bienestar de las nuevas generaciones y garantizarles un entorno seguro y saludable para su desarrollo óptimo.

El Foro se centró en los primeros 1.000 días de vida, enfocándose en prevenir la desnutrición desde el embarazo hasta los dos años.

Esta etapa de vida debe ser abordada como prioridad, porque es clave para mejorar los índices.

Hay sectores marginales del país que no tienen agua potable, fuente fundamental de vida y de higiene para cuidar el bienestar de los niños y evitar la DCI.

Se resaltó la importancia de una distribución equitativa de roles en la familia.

Se trató la estrecha relación entre el embarazo adolescente y la desnutrición infantil.

Se destacó la importancia de educar desde pequeños a los niños en temas de nutrición.

Se hizo hincapié en la relevancia de la lactancia materna como una fuente fundamental de nutrientes en la primera etapa de vida.

Se evidenciando la influencia crucial del comportamiento de los cuidadores en el bienestar infantil. Sin embargo, se reconoció que trabajar únicamente en el nivel del comportamiento individual no es suficiente, especialmente en entornos de pobreza y discriminación donde el acceso a servicios básicos es limitado.

Se planteó la ambiciosa meta de reducir la desnutrición crónica infantil para 2025 y alcanzar una prevalencia nacional del 10% para 2030, pero se reconoció que esto requiere un compromiso continuo de toda la sociedad y no solo del gobierno.

Descarga aquí la agenda

ORGANIZAN:

EN ALIANZA CON: